Países de la CRM intercambian buenas prácticas sobre contratación y protección laboral de migrantes

9 Junio, 2021

 

La segunda parte del intercambio técnico de prácticas sobre contratación justa y protección laboral de los trabajadores migrantes se realizó el 24 de mayo de 2021, como parte de la Conferencia Regional sobre Migración (CRM). La sesión fue dirigida por la Organización Internacional del Trabajo, moderado conjuntamente con la Organización Internacional para las Migraciones, y contó con la participación de 61 participantes de 11 países miembros de la CRM, el sector privado y organizaciones de la sociedad civil, así como organismos observadores. 

 

El intercambio se centró en las prácticas justas de contratación emprendidas por una diversidad de agentes en todo el mundo. En este sentido, la primera parte del intercambio se dirigió a las agencias de empleo privadas y su contribución a los mercados de trabajo. Hubo intervenciones de Guido Ricci, en nombre de la Organización Internacional de Empleadores; Zulum Ávila, Especialista en Servicios de Empleo de la OIT; y Michela Macchiavello, Especialista Temática Regional en Migración Laboral y Desarrollo Humano para la OIM en Centroamérica, Norte América y el Caribe.

 

La segunda parte del intercambio se dividió en dos mesas redondas simultáneas que se enfocaron en la regulación, los modelos de monitoreo y la protección de los trabajadores, con las experiencias de cuatro países respectivamente. 

 

Durante el primer panel, Juan Guilarte, Especialista en Migración Laboral de la OIT, presentó el plan de acción de Italia para prevenir la explotación laboral, la contratación ilegal y el trabajo forzoso en el sector agrícola. Francis Ron de Guzmán, de la Dirección Filipina de Empleo en el Extranjero (POEA, por sus siglas en inglés), compartió la experiencia de proteger a los trabajadores filipinos en el extranjero a través de controles en los países de destino para verificar las condiciones de trabajo y la veracidad del empleador. 

 

Douglas Opio, de la Confederación Mundial del Empleo, compartió la experiencia de proteger a los trabajadores ugandeses en el extranjero, con un sistema de licencias para agencias de contratación y procesos de orientación previos a la partida de los trabajadores. Por último, Saad Muchammad, de la Federación Pakistaní de Trabajadores, se concentró en la importancia de las organizaciones de trabajadores migrantes para fortalecer la prevención de riesgos y abusos a lo largo del viaje de migración laboral. 

 

El segundo panel mostró el caso de la India, que protege a los trabajadores migrantes indios en el extranjero agregando en listas negras a empleadores y reclutadores que han violado los derechos de las personas trabajadoras migrantes. El caso de la iniciativa gubernamental piloto para los trabajadores de Bangladesh en el sector de la construcción en Qatar demostró la importancia de las alianzas público-privadas para garantizar una movilidad laboral segura. 

 

El Asesor de Contratación de Migrantes de la Confederación Sindical Internacional compartió un amplio espectro de propuestas de acción, como el uso de la tecnología para promover el reclutamiento ético y generar mecanismos de comunicación entre iguales para denunciar, vigilar y acceder a la justicia. Por último, la Alianza de Negocios Responsables destacó el Código de Conducta en las cadenas de suministro internacionales y el monitoreo por mecanismos de auditoría y medidas correctivas, que permiten la transparencia de los procesos de contratación en muchas empresas. 

 

Esta segunda parte del intercambio da cierre a la primera actividad del Grupo de Trabajo sobre Migración Laboral de la CRM, del cual México ocupa la Presidencia Pro-Tempore. La actividad será seguida por una consultoría realizada conjuntamente por la OIM y la OIT, para evaluar las necesidades y prioridades de los países miembros de la CRM en términos de gobernanza migratoria. 

 

El resultado previsto de esta evaluación es el establecimiento de planes de trabajo nacionales que mejorarán las capacidades de los países miembros de la CRM en el diseño, negociación, implementación y monitoreo de los mecanismos de migración laboral para asegurar que la migración se realice de manera ordenada, regulada y segura.  

 

Estas actividades se enmarcan en el Programa Regional sobre Migración, financiado por la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado de los Estados Unidos.