Panamá lucha contra la trata de personas, con 17 actividades de sensibilización y capacitación

11 Noviembre, 2019

Panamá. Con el objetivo de asistir al estado panameño frente a los retos que supone promover una migración segura, ordenada y regular, la OIM Panamá y la Comisión Nacional contra la Trata de Personas desarrollaron durante el mes de septiembre diferentes actividades de sensibilización, prevención y formación para impulsar estrategias integrales dirigidas a erradicar una de las mayores ofensas a la humanidad: la trata de personas.

Los esfuerzos incluyeron numerosas acciones simbólicas, como el encendido de luces en edificios emblemáticos, amplia difusión en medios de comunicación, caminatas y cadenas humanas. Además, se impartieron diversos talleres de capacitación de públicos estratégicos como comunicadores sociales, servidores públicos, cuerpo diplomático y más de 16 instituciones en las réplicas internas. Todo esto se realizó durante el mes de septiembre, que por decreto ejecutivo es denominado como el Mes Nacional contra la Trata de Personas.

En el encendido de luces del Palacio de las Garzas de la Presidencia de la República, la Primera Dama, Yazmín Colón de Cortizo dio inicio oficial a la campaña #PanamáSinTrata. “La trata de personas es un flagelo que afecta principalmente a mujeres y niñas. Las cifras mundiales son dramáticas. Panamá no es indiferente a esta realidad global”, destacó.

A través de la implementación de una estrategia de enseñanza y aprendizaje, la OIM en conjunto con la Comisión Nacional contra la Trata de Personas, organizó un plan de capacitaciones en modalidad mixta, buscando fortalecer capacidades utilizando las herramientas del E-Campus de la OIM y modalidad presencial. A través de este se logró la capacitación de más 200 personas, con la participación de 31 instituciones u organizaciones de la sociedad civil en 11 espacios de formación, y que integralmente se capacitaron en temas como prevención de la Trata de Personas, protección y asistencia a las víctimas de trata de personas, combate al Tráfico Ilícito de migrantes, detección de documentación fraudulenta entre otros.

Estas actividades se realizan en el marco del Programa Regional sobre Migración Mesoamérica- El Caribe y a la Iniciativa Regional de Seguridad para América Central (CARSI), ambas financiadas por el Departamento de Estado de los Estados Unidos.