OIM en Panamá instala Mesa Técnica Darienita para las Migraciones

23 Marzo, 2021

 

Según datos oficiales del Servicio Nacional de Migración de Panamá, durante el 2019 pasaron por la provincia de Darién 23.968 personas migrantes. Después de que se registraran los primeros contagios por COVID-19 y la frontera entre Panamá y Costa Rica se cerrara, aproximadamente 2.500 personas migrantes quedaron varadas en tránsito, distribuidas entre Darién, en el sur del país, y en Chiriquí, cerca de la frontera norte con Costa Rica.   

 

A lo largo de los últimos años, la OIM ha acompañado al Estado panameño con la finalidad de fortalecer los espacios de coordinación local en la provincia de Darién y garantizar una gestión de la migración ordenada y segura, apegada a los estándares internacionales, brindando protección a las personas migrantes y a las comunidades de acogida. Ya desde dos años atrás se trabajaba el proyecto de establecer una mesa técnica intersectorial para la coordinación y gestión de las migraciones, pero este adquirió aún más relevancia con la crisis migratoria ocasionada por la pandemia. 

 

La Mesa Técnica Darienita para las Migraciones se inauguró finalmente el 23 de marzo de 2021, con la aprobación del gobernador y la Junta Técnica de la provincia de Darién, compuesta por 43 directores regionales de diferentes ministerios e instituciones estatales. Entre estos, destacan autoridades de los servicios de fronteras, migración, protección civil, salud y desarrollo social.  

 

Se trata de un mecanismo que busca la coordinación intersectorial de acciones operativas en respuesta a las necesidades de protección y asistencia de las personas migrantes, solicitantes de asilo, refugiadas y que pudieran tener otras necesidades de protección internacional, así como las necesidades y el impacto de las migraciones sobre las comunidades receptoras. 

 

Para Idiam Osorio, Asistente Senior de Proyectos de OIM en Panamá, “la creación de un mecanismo de coordinación local nos permitirá continuar identificando acciones prioritarias para el abordaje de la migración en la provincia con todos los actores claves. Esto se traduce en una buena práctica que busca, desde una perspectiva multidimensional, generar las sinergias necesarias para que la migración sea beneficiosa para todos los involucrados”. 

 

Esta iniciativa cuenta con el apoyo de la OIM en el marco del Programa Regional sobre Migración, financiado por la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado de los Estados Unidos.