Los Países Miembros de la Conferencia Regional sobre Migración (CRM) fortalecen el diálogo sobre Determinación del Interés Superior de Niños, Niñas y Adolescentes migrantes

13 Noviembre, 2020

Ana es una niña hondureña de 10 años, quien sueña con llegar a ser maestra. Inició su camino hacia México en compañía de personas adultas, pero en el camino se fue quedando sola. Presenció robos y extorsiones, enfrentó el hambre y la falta de un lugar seguro para dormir. Cuando finalmente llegó a un albergue en México, la forma en que fue recibida determinó el camino que seguirá su vida de ahora en adelante.

 

40 representantes de los Países Miembros de la Conferencia Regional sobre Migración (CRM) concluyeron el 26 de octubre un ciclo de sesiones virtuales de intercambio y propuestas sobre el interés superior de niños, niñas y adolescentes migrantes, refugiados y con necesidades de protección. El proceso, inicialmente planteado como un taller presencial, fue virtualizado en respuesta a las medidas de confinamiento impuestas por la COVID-19, de manera que se desarrollaron en total cuatro sesiones desde el mes de marzo.

 

Estas sesiones versaron sobre los retos impuestos por la pandemia, los lineamientos y estándares internacionales para la protección de niños, niñas y adolescentes migrantes y cómo responder a los desafíos previamente identificados en la región. Entre estos, está la necesaria cooperación entre los países para la atención a la niñez migrante, y en particular, en lo que concierne a la evaluación del interés superior del niño, para asegurar que los mecanismos de protección de la infancia estén involucrados en el proceso junto con las autoridades migratorias.  

 

Estos dos sectores, el de protección a la niñez y el de migración, fueron así los principales convocados a este proceso de reflexión y construcción colectiva, junto con representantes de ministerios de relaciones exteriores, agencias de las Naciones Unidas y organizaciones de la sociedad civil.

 

En la sesión final, las personas participantes discutieron la propuesta sometida por las agencias de las Naciones Unidas: la “Guía operativa para la aplicación del Interés Superior de la Niñez en contextos de movilidad humana”. A partir de esta, se compartieron elementos para que el Grupo de Trabajo sobre Protección de la CRM y los Países Miembros la apliquen a futuro.

 

La guía pretende ser un instrumento operativo orientado a los y las oficiales de terreno y de primer contacto con la niñez y la adolescencia migrante o refugiada, así como dar a conocer herramientas y procedimientos que ayuden a garantizar la aplicación del principio de interés superior en los casos de niños, niñas y adolescentes migrantes. De esta manera, niñas como Ana recibirán una asistencia consistente que respete sus derechos y les ayude a integrarse en los países de destino.

 

“Consideramos importante no perder de vista los mecanismos transversales para los menores no acompañados, abandonados, víctimas de maltrato o de alguna forma que tengan un reconocimiento del estado de su situación de vulnerabilidad. Esto en el sentido amplio, incluso para cuando cumplen su mayoría de edad, para evitar su revictimización”, afirmó María Isabel Saravia, subdirectora de Migración en Panamá.

 

Este fue un esfuerzo interagencial en el que participaron, además de la OIM, ACNUR, UNICEF y la OIT. En la OIM, se enmarcó en el Programa Regional sobre Migración, financiado por la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado de los Estados Unidos. Vea las diferentes sesiones aquí.