La OIM y ACNUR apoyan el fortalecimiento de los diálogos sobre personas refugiadas y migrantes en el Caribe

10 Diciembre, 2019

Kingston - La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) apoyan activamente las medidas de los países del Caribe tomadas la semana pasada para fortalecer y armonizar la respuesta de su región a los crecientes desafíos de la migración y la protección de las personas refugiadas. 

Las dos agencias reconocieron los esfuerzos del Gobierno de Jamaica, un líder regional en políticas y prácticas de migración y refugio, para convocar a más de 60 personas expertas técnicas de la región en Kingston el 5 y 6 de diciembre, con el objetivo de desarrollar planes para fortalecer la estructura de las Consultas Migratorias del Caribe (CMC). 

Esos planes incluyen el desarrollo de principios rectores, modalidades operativas y un plan de acción regional destinado a formalizar la estructura de CMC para 2020. Esto tiene el fin de aumentar la capacidad y adoptar procedimientos regionales para la recopilación, intercambio y análisis de información, lo que permite a los gobiernos coordinar y optimizar de manera efectiva las respuestas a la migración y cuestiones de refugio, incluidas vías legales alternativas para quienes necesitan protección internacional. 

"Las Consultas Migratorias del Caribe ofrecen un marco de cooperación sobre la migración para la región y proporcionan una base informal y flexible para que los Estados y otras partes interesadas directas se reúnan en pie de igualdad para abordar cuestiones de interés común y único", declaró Marcelo Pisani, Director Regional de la OIM para América Central, América del Norte y el Caribe. 

"Las medidas adoptadas en Kingston la semana pasada marcan un avance significativo para la región del Caribe al abordar estos desafíos humanos compartidos de manera colectiva y eficiente", dijo Matthew Reynolds, representante regional de ACNUR para los Estados Unidos y el Caribe. "ACNUR continuará apoyándolos en este trabajo y esperamos que sea aprobado formalmente a un alto nivel el próximo año". 

"En última instancia, prevemos un escenario en el que se maximizará la capacidad de cada uno de los miembros para evaluar, responder y coordinar, al tiempo que se reducirán al mínimo los riesgos y las posibles repercusiones negativas en los países de origen, tránsito y destino, así como en los migrantes y las personas que necesitan protección internacional", declaró la Embajadora Marcia Gilbert-Roberts, Secretaria Permanente del Ministerio de Relaciones Exteriores y Comercio Exterior de Jamaica. 

Los 30 países y territorios de la región del Caribe son simultáneamente fuente de salida, zona de tránsito y destino de personas migrantes y refugiadas. Según los datos de la OIM, los migrantes internacionales representan alrededor del 25 por ciento de la población total de la región, que asciende a más de 44 millones de personas. Esto incluye decenas de miles de refugiados, solicitantes de asilo y otras personas de interés que necesitan protección internacional, según ACNUR. 

La OIM apoyó esta reunión a través de su Programa Regional sobre Migración Mesoamérica - Caribe, financiado por la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado de los Estados Unidos. 

Para mayor información, favor de contactar a Brendan Tarnay, correo electrónico: btarnay@iom.int o a Christopher Boian, correo electrónico: boian@unhcr.org