La OIM impulsa sistema de canalización de empleo para migrantes en México

7 Agosto, 2019

 

Ciudad de México, México. Actualmente cerca de 164 millones de personas en el mundo son trabajadoras migrantes, generando un 9% del PIB a nivel mundial. Estas personas desempeñan un papel importante en los mercados de trabajo y hacen contribuciones a las economías y a las sociedades de su país de origen y de destino. También impulsan el desarrollo mediante la creación de nuevas empresas y fortalecen los vínculos entre su país de origen y su país de destino gracias a la transferencia de tecnología y de competencias.  

México es un país de origen, tránsito y destino de personas migrantes. Es un país muy beneficiado con las remesas internacionales, y paralelamente su economía, con un mercado laboral creciente (donde solo la industria automotriz creó en el último año 16,000 puestos de empleo) puede ser altamente impulsada con la inclusión de personas migrantes a la fuerza productiva.  

Algunos de los retos actuales se relacionan con que la mayor cantidad de vacantes se concentran en Puebla, Estado de México, Jalisco, San Luis Potosí, Nuevo León, Sonora y Baja California, estados céntricos y norteños a los que las personas migrantes no llegan de primera entrada.  En este contexto, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) impulsó la creación del Mecanismo de Canalización Laboral (MECAL) como herramienta para articular organizaciones públicas, privadas y de la sociedad civil, con el fin de facilitar la inserción de personas migrantes al mercado laboral mexicano.  

El MECAL propone la implementación de un proceso integral: iniciando con facilitar la regularización migratoria y los permisos de trabajo para los migrantes que no los tuvieran, seguidamente propiciando espacios de acercamiento como ferias de trabajo para dar a conocer las opciones disponibles. También se contempla la reubicación de las personas en lugares cercanos a sus nuevos trabajos y la ayuda para cubrir las necesidades básicas de vivienda y alimentación durante el primer mes de labores. Adicionalmente, se propone un monitoreo constante que permita corroborar el bienestar de las personas migrantes, además de opciones de capacitación e inclusión en el sistema financiero.  

En un período de siete meses, a través del MECAL, México con el apoyo de la OIM ha realizado 7 ferias de empleo y canalizado a 616 personas hacia nuevos puestos de trabajo.  Alrededor de 300 empresas han sido sensibilizadas sobre los derechos de la población migrante y requisitos para obtener visas de trabajo. 

“Las personas migrantes generan casi 7 trillones de dólares al año. Son personas que desean establecerse en un lugar que les brinde seguridad económica y la posibilidad de mantener a sus familias. Esto los convierte en trabajadores confiables y estables, a quienes, si les damos las condiciones apropiadas, podrán aportar a sus nuevas comunidades durante mucho tiempo”, explicó Virginia Negro, Especialista Técnica sobre Migración Laboral para OIM México.  

El MECAL es una iniciativa que agrupa a instituciones públicas como el Instituto Nacional de Migración (INAMI), el Servicio Nacional de Empleo y los gobiernos locales, junto a empresas privadas, cámaras, instituciones crediticias y organizaciones de la sociedad civil que trabajan con población migrante o defensa de Derechos Humanos. Esta iniciativa se desarrolla en el marco del Programa Regional sobre Migración Mesoamérica – Caribe, financiado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos.  

Para obtener información, comuníquese con Gustavo Gutiérrez, Coordinador Nacional del Programa Regional Mesoamérica – Caribe, en el correo electrónico:gugutierrez@iom.int o al teléfono + 52 55 5536 39 Ext. 103.