La OIM capacita sobre la detección y denuncia de casos de trata de personas en el sector turismo de Costa Rica

10 Febrero, 2020

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Instituto Costarricense de Turismo (ICT), capacitaron a 20 personas en la detección y denuncia de casos de trata de personas en el sector turismo. La actividad se realizó en colaboración con el Departamento de Certificaciones y Responsabilidad Social Turística, en las oficinas regionales del Instituto Costarricense de Turismo en todo el país.

Este fue el primer evento de la iniciativa de capacitaciones operativas para fortalecer las habilidades de detección de casos de trata de personas. Participaron personas clave del sector, quienes se desempeñan en áreas como limpieza, seguridad, recepción y alimentación.

En la capacitación se trabajaron tres temas fundamentales: la base normativa del delito en Costa Rica, los indicadores de detección específicos para el sector turístico, y las rutas para denunciar casos a las autoridades competentes. Además, la capacitación contó con espacios de simulación para poner en práctica el conocimiento adquirido durante las sesiones teóricas.

“Esta iniciativa utilizó los enfoques de derechos humanos, género y movilidad humana, para mejorar la identificación de posibles víctimas. La capacitación resalta el compromiso del Gobierno de Costa Rica de fortalecer la lucha contra la trata de personas, con el compromiso del ICT y el sector turismo, los conocimientos prácticos adquiridos durante estas capacitaciones que permitirán identificar casos, reportarlos, facilitar la desarticulación de redes criminales, salvar vidas y mejorar la migración para el beneficio de todos”, indicó Roeland de Wilde, Jefe de Misión de la OIM en Costa Rica.

Adicionalmente, ICT y la OIM contarán con el apoyo de la Fundación Paniamor, mediante el Programa Código de Conducta, que trabaja en la protección de niños, niñas y adolescentes, sobre el tema de explotación sexual comercial asociada a viajes y turismo.

Estas acciones se desarrollan en el marco del Programa Regional sobre Migración Mesoamérica- El Caribe, financiado por la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado de los Estados Unidos.