La OIM apoya los esfuerzos de República Dominicana para la integración de la diáspora y la gestión de crisis

7 Agosto, 2019

La OIM apoya los esfuerzos de República Dominicana para la integración de la diáspora y la gestión de crisis 

 

Santo Domingo. El Instituto Nacional de Migraciones (INM) y el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) de la República Dominicana, con la cooperación técnica y financiera de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), trabajan actualmente en la creación de un Plan de Contingencia Interinstitucional para Flujos Masivos de Migrantes. 

 

El objetivo del plan es poner a disposición de todas las entidades que tengan relación con las problemáticas fronterizas, una herramienta eficaz de coordinación. Esta les permitirá responder eficientemente ante cualquier crisis humanitaria, sea del origen que sea, en las fronteras dominicanas. 

 

La OIM está apoyando varias rondas de reuniones de coordinación a nivel institucional gubernamental y no gubernamental, tanto a nivel nacional como en las cinco provincias fronterizas (Pedernales, Independencia, Elías Piña, Dajabón y Montecristi). Se recolecta información sobre los recursos actuales, el estado de mantenimiento y procedimientos de actuación en casos de crisis en una frontera 

 

“La relevancia de este Plan se sustenta en varios aspectos: primero que nada, va a permitir al país contar con una herramienta de gestión de riesgos que no teníamos, por otro lado, nos permitirá mejorar la coordinación inter agencial de las instituciones que atienden temas migratorios y por último vamos a potenciar el uso de los recursos, y mejorar nuestra capacidad de respuesta en temas de atención a los flujos migratorios en las provincias fronterizas” subrayó Carlos Paulino Cárdenas, subdirector del Centro de Operaciones de Emergencia. 

 

Por otra parte, el país está impulsando nuevas líneas de acción con su diáspora, y en este contexto, desarrolló el pasado 4 de julio el “1er taller de Integración de la Diáspora Dominicana a los Procesos de Desarrollo Local en la República Dominicana”.  

 

En el evento se analizó cómo podría replantearse el entendimiento de las remesas colectivas que envían al país los dominicanos viviendo fuera –más de 8,000 millones de dólares anuales—además de valorarse el enorme aporte que estas personas hacen al desarrollo territorial del país.   

 

La OIM presentó en este evento la propuesta de creación de un Fondo Internacional de Garantías (llamado FIG DOMEX) que respalde el ahorro y acceso a crédito en el país de destino para inversión en el país de origen. 

 

Se analizó, asimismo, cómo el país puede ayudar a sus ciudadanos que están lejos. “La idea es hacer un diagnóstico sobre los problemas que aquejan a los dominicanos en el exterior, identificar acciones conjuntas para solucionarlos y crear los Consejos de Desarrollo de Ultramar (CDU), como órganos institucionales de vinculación permanente de la diáspora, con la planificación e implementación de las políticas públicas en el territorio nacional”, explicó el canciller Manuel Vargas. 

 

Esos esfuerzos se realizan con el apoyo de la OIM en el marco del Programa Regional sobre Migración Mesoamérica - El Caribe financiado por la Oficina de Población, Refugio y Migración (PRM) del Departamento de Estado de los Estados Unidos.