Estudio de migración laboral en Guyana: preparándose para un boom económico sin precedentes

7 Julio, 2020

Georgetown, Guyana. Guyana, una nación en desarrollo situada en la costa nororiental de América del Sur, experimentará un inminente crecimiento exponencial de su economía como resultado de su floreciente sector del petróleo y el gas, tras un importante descubrimiento de ExxonMobil en 2015. Esta proyección hace que Guyana se destaque entre sus homólogos regionales de América Latina y el Caribe, que se enfrentan a un crecimiento económico negativo como efecto secundario de los cierres nacionales impuestos para contener el nuevo coronavirus. Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), se espera que la economía de Guyana crezca un 52,8% en los próximos años. Esto contrasta con las proyecciones económicas de vecinos como Trinidad y Tobago, Surinam, Brasil y Venezuela, que se proyectan con crecimientos negativos de -4,5%, -4,9%, -5,3% y -15% respectivamente. Este crecimiento repentino y único convierte a Guyana en un destino atractivo para los extranjeros y su diáspora que buscan nuevas oportunidades en una región que se enfrenta a la inseguridad económica.

 

A pesar de esta perspectiva, Guyana sigue siendo una nación en desarrollo con políticas de migración que deben adaptarse para hacer frente a sus cambiantes realidades económicas. Para hacer frente a los retos de Guyana en materia de migración, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), a través del Programa Regional sobre Migración Mesoamérica-Caribe, con el apoyo de la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado de los Estados Unidos, está desarrollando un estudio sobre migración laboral, para comprender los retos y oportunidades que plantea el actual sistema/políticas de gestión de la migración y la legislación del país y formular recomendaciones para su mejora. El objetivo de este estudio es asegurar que Guyana cuente con la información contextualizada necesaria para facilitar su desarrollo nacional, fortaleciendo al mismo tiempo su capacidad en la esfera de la gestión de la migración.

 

La gobernanza de la migración puede entenderse como un marco que facilita la práctica de la migración y la movilidad ordenada, regular y responsable de las personas, mediante la aplicación de políticas de migración planificadas y bien gestionadas, en beneficio del país, de su economía nacional y de las personas migrantes. Un estudio de este tipo tiene por objeto reunir y analizar información para que el gobierno elabore políticas de migración laboral basadas en las necesidades reales del país y de su economía. Una vez terminado, este estudio permitiría al Gobierno de Guyana contextualizar su dinámica local en materia de creación de empleo, y al mismo tiempo determinar las carencias de aptitudes de su fuerza de trabajo. Se prevé que, gracias a los nuevos recursos del país, llegarán a Guyana más trabajadores de todos los niveles de calificación y miembros de la diáspora guyanesa para aprovechar otros sectores emergentes y complementarios. Por lo tanto, los datos reunidos podrían utilizarse para gestionar las entradas de mano de obra y la contratación. Para un país con una población de menos de 800.000 habitantes y una tasa de pobreza del 40%, esa información es un instrumento inestimable para comprender cómo gestionar más eficazmente su desarrollo socioeconómico.  

 

El descubrimiento de petróleo en Guyana dibuja el panorama de un futuro económico brillante para un país que ha dependido en gran medida de economías tradicionales como la agricultura y la minería de minerales y que tiene una de las tasas de emigración más altas del Caribe. Sin embargo, a muchas personas en Guyana y en el extranjero les preocupa que, a pesar de esta nueva perspectiva económica, el país se enfrente a lo que a menudo se conoce como la "maldición de los recursos". Para muchos guyaneses, el temor a esta maldición es muy real, ya que existen varios ejemplos de inestabilidad política, social y económica como resultado de los descubrimientos de combustibles fósiles. Para que Guyana evite esto, los expertos han dicho que es fundamental que el país aplique sistemas de gestión adecuados con su nueva riqueza, en las esferas de la gobernanza y las adquisiciones para garantizar el desarrollo socioeconómico sostenible.

 

Por consiguiente, el presente estudio sobre las migraciones laborales tiene por objeto contribuir a este conjunto de sistemas de gestión adecuados que garanticen la protección y el desarrollo de políticas de migración eficaces en Guyana y beneficiarse de ellos. Esto es importante dado que Guyana es un estado miembro y alberga la sede de la Secretaría de la Comunidad del Caribe (CARICOM), que incluye algunas disposiciones sobre la libre circulación de los nacionales de la CARICOM. Así pues, la información reunida en este estudio puede utilizarse para racionalizar la reunión y el procesamiento de datos sobre la migración laboral no sólo en beneficio de Guyana sino también para la cooperación regional en el Caribe.


En última instancia, los resultados del estudio ayudarán en gran medida a comprender y gestionar las corrientes migratorias sin precedentes que ha tenido la región en los últimos años. Además, esto refuerza aún más el mandato de la OIM de maximizar la cooperación y promover "la migración ordenada, regular y segura como facilitadora del desarrollo sostenible y el crecimiento inclusivo en América Latina y el Caribe". Es común que en un país con un desarrollo rápido, se apliquen también algunos cambios institucionales nuevos. En el caso de Guyana, ese desarrollo tendrá repercusiones locales y regionales.