América Central fortalece sus protocolos de asistencia a personas migrantes en situaciones de crisis

5 Septiembre, 2019

 

Ciudad de Guatemala. En el marco de la Conferencia Regional sobre Migración (CRM) y en seguimiento a la Política Centroamericana de Gestión Integral de Riesgo de Desastres (PCGIR), autoridades representantes de esa conferencia y organismos internacionales participaron en el taller regional titulado El papel clave de la coordinación y gestión de información para la atención a migrantes en situaciones de desastres.

 

El evento contó con la participación de representantes de las autoridades de Canadá, Estados Unidos, México, Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y República Dominicana. Estos tuvieron la oportunidad de revisar sus normas y políticas nacionales, intercambiar información sobre las mejores prácticas y coordinar los pasos para fortalecer la inclusión y atención de las poblaciones migrantes en situaciones de crisis, desastre y emergencia.  

 

En el marco de la actividad la OIM presentó el estudio “La Población Migrante en la Reducción de Riesgo y Atención de Emergencias en América”. Este identifica la medida en la cual la población migrante está siendo incorporada en los marcos normativos e institucionales de los Sistemas Nacionales de Reducción del Riesgo y Atención de Emergencias de los países de la región centroamericana, de acuerdo con los principales instrumentos y lineamientos en la materia, entre las cuales las Directrices para la Protección de los Migrantes en Países afectados por Conflictos o Desastres Naturales de la Iniciativa Migrantes en Países en Situación de Crisis (MICIC).   

 

Además, el estudio ofrece recomendaciones prácticas para que las políticas públicas y marcos operativos de los estados tomen en cuenta a las personas migrantes y sus necesidades de protección, durante la preparación y respuesta a un desastre. 

 

El análisis se realizó basado en los instrumentos de reducción de riesgo de desastres de los países clasificados en: leyes, reglamentos y decretos (de carácter vinculante), políticas y planes (de carácter programático y estratégico); y finalmente manuales, guías y protocolos (de índole operativo), sobre la base de la información disponible y hecha pública, a fin de determinar la medida en que se está incluyendo a la población migrante en estas agendas nacionales.   

 

“Las personas migrantes pueden jugar un rol clave para responder a estas situaciones demostrando su gran capacidad de resiliencia en las etapas de recuperación a los desastres”, explicó Alexandra Bonnie, coordinadora del Programa Regional sobre Migración. “Esta coordinación entre las autoridades de los países de la CRM es un elemento esencial para dar respuesta a los desafíos planteados”. 

 

Desde el año 2000 y hasta el año 2018 se han registrado 261 desastres provocados por fenómenos naturales, con más de 20 millones de personas afectadas en los países centroamericanos. Además, la región es también considerada como el principal corredor migratorio, con migración intrarregional, migración hacia Norteamérica, migración de retorno y migración extrarregional, principalmente en tránsito. En este contexto es indispensable que exista una correcta incorporación de las personas migrantes en la reducción del riesgo y la atención de emergencias. 

 

El taller regional y el lanzamiento del estudio forman parte de las actividades del Programa Mesoamérica de la OIM, con el financiamiento de la Oficina de Población, Refugio y Migración, del Departamento de Estado de los Estados Unidos de América (PRM). Asimismo, el encuentro contó con el apoyo de CEPREDENAC, la CRM, el Sistema de Integración Centroamericana (SICA) y la Federación de la Cruz Roja y la Media Luna Roja. 

 

Puede descargar el estudio completo aquí