La OIM pone en marcha huertos urbanos para la inclusión social en comunidades de San José, Costa Rica

20 Mayo, 2021

 

Con el fin de promover la inclusión social entre la población migrante y costarricense, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en Costa Rica puso en marcha un proyecto de huertos urbanos en dos localidades de la capital costarricense: La 25 de Julio en Hatillo y el Relleno en Pavas. La actividad se desarrolló en conjunto con la Municipalidad de San José. 

 

La población migrante de ambas comunidades formó parte de un proceso virtual sobre diseño y gestión de huertos urbanos, brindado por “Vamos a Sembrar”, organización que se especializa en estas técnicas de cultivos para que posteriormente puedan ser utilizados como parte de proyectos en espacios comunales.  

 

“El acercamiento que ha tenido la OIM en nuestra comunidad para impulsar este proyecto de huertas ha sido clave y vital, ya que nuestra asociación, la comunidad y vecinos necesitaban una orientación y una guía para poder desarrollar y llevar a cabo este proyecto de la huerta. Gracias al aporte en capacitación y apoyo, hemos logrado lo que hasta tenemos construido acá en la comunidad”, explicó Alexis Nieto, líder comunal de La 25 Julio. 

 

En ambas comunidades han participado alrededor de 20 personas de distintas nacionalidades, quienes identificaron que esta iniciativa de agricultura urbana no solo es una herramienta de cohesión social y de inclusión de la población migrante y personas con discapacidad, sino también una forma de mejora la calidad de vida de todas las personas miembros de la comunidad.  

 

“La OIM ha unido fuerzas con la comunidad La 25 de Julio en Hatillo y su Asociación de Desarrollo para rehabilitar espacios públicos a beneficio de las comunidades que habitan a sus alrededores. Este es el caso de la huerta, que ha dado resultados formidables para toda la comunidad, entre ellos el desarrollo y capacitación de habilidades para generar cosecha de autoabastecimiento", comentó Isis Orozco, Oficial a Cargo de OIM Costa Rica. 

 

La práctica de agricultura urbana ha permitido recuperar espacios públicos que se encontraban en abandono, y con problemas de delincuencia. Actualmente, dichos espacios sostenibles permiten a la población migrante de las comunidades participar de discusiones sobre movilidad urbana, manejo de residuos, gestión del agua y beneficiarse, de paso, de la producción de los cultivos.  

 

El proyecto se realiza en el marco del Programa Regional sobre Migración, financiado por la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado de los Estados Unidos.