Municipios del Sur y Norte de México intercambian buenas prácticas y experiencias de atención a personas migrantes

5 Enero, 2018

Tapachula, México – Los municipios mexicanos de Tapachula y Tijuana, ciudades que limitan con Guatemala y Estados Unidos respectivamente, realizaron con el apoyo de la OIM, su segundo encuentro el 13 y 14 de diciembre 2017, con el fin de intercambiar experiencias y buenas prácticas de cada área fronterizo.

En México, se calcula la presencia de 1,2 millones de migrantes, mientras se reportaron la muerte de 357 migrantes en la frontera entre este país y Estados Unidos en el 2017. Dada la relevancia del contexto migratorio en México, los municipios de la frontera sur han puesto en marcha diversos mecanismos de respuesta para atender los flujos migratorios, al igual que en la frontera norte. Es por ello que un diálogo entre fronteras, partiendo desde lo local, resulta primordial para el trabajo de las contrapartes que atienden a migrantes y para la OIM en el avance de sus acciones para la protección de personas migrantes.

Los objetivos de esta reunión entre fronteras se centraron en sintonizar los mecanismos para protección, creando vínculos estratégicos para establecer una agenda común en la preparación y respuesta frente a los retos asociados por la migración, en ambos municipios. Esta vez el ayuntamiento norteño de Tijuana llego a visitar la frontera sur, mientras en septiembre 2017, fue su homóloga de Tapachula que llego a conocer la experiencia en la frontera con Estados Unidos. El seguimiento de estos encuentros entre municipios permitirá sumar cada vez más y mejores iniciativas conjuntas, en pro de la protección de las personas migrantes y así, evitar duplicar esfuerzos.

Entre las buenas prácticas que se lograron intercambiar entre municipios, resaltan la organización de ferias informativas locales sobre servicios y derechos para la población migrante, así como la apertura de dirección de atención a los migrantes en ambos ayuntamientos.

Este es uno de los tantos encuentros nacionales e internacionales que promueve OIM desde el Programa Mesoamérica. Un ejemplo a nivel internacional ocurrió en septiembre anterior, cuando autoridades de los países del norte de Centro América y el sur de México se reunieron para compartir buenas prácticas y abordar retos de la migración de niñas, niños y adolescentes migrantes, de manera conjunta.

El programa Mesoamérica busca contribuir al desarrollo e implementación de estrategias para la promoción de una migración regular, ordenada y segura, asegurando la adecuada protección de los migrantes.