El Salvador entrega carnet fronterizo a niñas, niños y adolescentes migrantes

5 Diciembre, 2018

 

San Salvador, El Salvador. - Los días 17 y 18 de noviembre se llevó a cabo la cuarta jornada de carnetización para niñas, niños y adolescentes que transitan la franja fronteriza en Morazán. La jornada estuvo a cargo de la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME), con apoyo del Organismo de las Naciones Unidas para las Migraciones

 (OIM).

Aproximadamente 300 niñas, niños y adolescentes fueron beneficiados en esta jornada de carnetización. Este es un Carné de Tránsito Vecinal Fronterizo que tiene objetivo de facilitar la movilidad entre los municipios de Perquín y Arambala en El Salvador y Nahuaterique en Honduras.

 

Estos documentos agilizan el proceso de control migratorio, necesario para el acceso a servicios de educación, salud y abastecimiento de víveres para la niñez que habita del lado de Honduras. Asimismo, permite a las autoridades migratorias poder proteger más efectivamente a la niñez y adolescencia de los delitos de trata de personas y tráfico ilícito de migrantes. El carné es gratuito y obligatorio. En los casos en que los niños, niñas o adolescentes cuenten con el pasaporte, podrán utilizar ambos documentos y cumplir con los requisitos establecidos en el artículo 44 de la Ley de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia.

La DGME, con el de apoyo de la OIM, realiza las jornadas de carnetización desde el año 2017, entregándose, hasta la fecha, un total de 3,928 carnés.

“Disponer de este documento nos facilita movernos con nuestros hijos, ya sea para llevarlos a la unidad de salud, o para que asistan a la escuela”, señala Esmeralda, madre de una niña de 8 meses, beneficiada con el carné. “Antes pasábamos por puntos ciegos, porque era muy complicado hacer el trámite, pero ahora, con el carné es más seguro y no arriesgamos a nuestros hijos”, finaliza.

En 2015, la OIM desarrolló con fondos propios un censo de población y vivienda en la región fronteriza de Nahuaterique que contribuyó al registro de más de 6 mil 

personas, lo que permitió acercar programas sociales con especial énfasis en salud, educación y vivienda. Con base a la Convención sobre la Nacionalidad y D

erechos Adquiridos en las Zonas Delimitadas, en 1998, los gobiernos de El Salvador y Honduras reconocieron que la población de esta región tiene derecho a optar tanto a la nacionalidad salvadoreña como a la hondureña. Asimismo, se les concedió el derecho de propiedad y a la libre circulación a través de la frontera.

Esta jornada de carnetización fue apoyada en el en el marco del Programa Regional sobre Migración (Programa Mesoamérica), financiado por el Departamento de Estado los Estados Unidos y ejecutado por la OIM.