Vibrante Festival Internacional de Cine sobre Migraciones en Mesoamérica

25 January, 2017

Sin lugar a dudas, el cine es una poderosa herramienta para informar, educar y sensibilizar. Así quedó demostrado una vez más en el marco del Festival Internacional de Cine sobre Migración, ocasión en la que cientos de personas se reunieron para reflexionar alrededor de documentales y películas sobre la migración. El Festival Internacional de Cine sobre Migración, impulsado por la OIM en más de 50 países, apoya la campaña mundial de las Naciones Unidas “Juntos”, cuyo objetivo es contrarrestar parte de la desinformación y las percepciones erróneas sobre los migrantes.

Bajo este objetivo, el Programa Mesoamérica se sumó a la iniciativa e impulsó múltiples cine foros con públicos tan diversos como relevantes en México, Nicaragua, Costa Rica y Panamá. “Hemos participado con entusiasmo en este Festival Internacional  de Cine porque estamos convencidos de que es a través del arte y espacios como estos que contribuimos con construir más conocimiento  sobre los temas esenciales que constituyen el norte de nuestra iniciativa: sensibilizar sobre el tema de las migraciones en comunidades vulnerables, promover los derechos humanos de los migrantes, luchar contra la discriminación y visibilizar los riesgos que una migración irregular puede traer para muchas personas que utilicen este corredor migratorio que es Mesoamérica. Esta es la esencia de nuestra campaña InformArte en Movimiento de la cual forman parte este conjunto de actividades”, aseguró Alexandra Bonnie, Coordinadora del Programa.

En la frontera sur Paso Canoas, entre Costa Rica y Panamá, más de 80 personas, representantes de instituciones de ambos países, estudiantes universitarios y colegiales se reunieron en el cine de esa pequeña localidad transfronteriza para asisitir a una proyección binacional. Se exhibieron el documental costarricense Éxodo, que relata  la migración interna de una joven indígena para estudiar en la gran área metropolitana; y el documental “El Engaño”. Fue seguido de un cine foro en el que participó la OIM, la  Defensoría de los Habitantes y la Directora del documental,  Florence Jaugey.  

“Me gusta que en este festival estén involucrando a los jóvenes porque somos el presente y el futuro. Después de este evento, conocemos mejor nuestros derechos y los derechos de las personas que viajan fuera del país o las que llegan al nuestro”, dijo Jarol Salazar, uno de los jóvenes participantes del Festival, promotor social local en la Frontera Sur de Costa Rica.

 En Río Claro, a unos 40 kilómetros de la zona fronteriza en Costa Rica, un grupo de 15 migrantes de origen haitiano en su mayoría, rompieron su rutina en el albergue para migrantes y reflexionaron sobre los peligros de migración irregular en la proyección de otro documental. Este último fue  co-producido por la OIM y se focalizo sobre mujeres migrantes que se han empoderado para la defensa de sus derechos, especialmente sus derechos laborales.

En la región central de Costa Rica, en una comunidad caracterizada por la alta presencia de personas inmigrantes, principalmente de origen nicaragüense, OIM realizó un tercer cine foro, esta vez en el marco del Festival Internacional Comunitario de La Carpio. En este evento participaron personas de diversas nacionalidades junto con artistas y activistas. En Tapachula, frontera sur de México, la proyección reunió a más de 250 personas, mostrando el interés por el tema y la necesidad de promover una mayor cohesión social entre los migrantes y las comunidades locales. Igualmente, en Nicaragua, se hizo una presentación de la misma selección de películas, esta vez en alianza con la Universidad Centroamericana en Managua.

Al final fueron más de 370 personas las que asistieron a las proyecciones del Festival, de las cuales un 35 por ciento declaro haber migrado en su vida. Y de estas, al aplicar una encuesta luego de la actividad, el 89% declaro que no volvería a migrar o, si lo hiciera, buscaría opciones regulares.