Policía Migratoria de Costa Rica se capacitó por primera vez en mitigación de conflictos en los centros de migrantes


Date Publish: 
03/08/2018

La capacitación de la Policía Migratoria costarricense en materia de resolución pacífica de conflictos resulta indispensable para poder atender adecuadamente a los migrantes que se encuentran en los centros de Aprehensión Temporal para Extranjeros.

 

Costa Rica. Con el objetivo de fortalecer las capacidades de la Policía Migratoria costarricense en materia de resolución pacífica de conflictos, el organismo de Naciones Unidas para la Migración (OIM) en el marco del Programa Mesoamérica, impartió por primera vez el Taller: “Mitigación de conflictos en la ejecución del control migratorio”.

En la actividad participaron 20 funcionarios de los dos Centros de Atención Temporal a Migrantes y del Centro de Aprehensión Temporal para Extranjeros en Condición Irregular del país. La Dirección General de Migración y Extranjería identificó la necesidad de esta capacitación a partir de la experiencia de la OIM en Coordinación y Manejo de Albergues y Campamentos (CCCM por sus siglas en inglés) a nivel mundial.

“Es necesario conocer y ser conscientes de las historias y situaciones que han pasado las personas migrantes que se encuentran en estos centros, y tener en cuenta las consecuencias psicosociales de la migración”, se refirió Cy Winter, experto en mitigación de conflictos de la Oficia Regional para Centroamérica, Norteamérica y el Caribe de la OIM.

Los mismos participantes resaltaron la importancia de la capacitación.  “Muchas personas vienen de centros penitenciarios, y saben que entran en un proceso hasta que se resuelve su situación migratoria. Y pasan de un centro (penitenciario) a otro (migratorio), donde los procesos pueden alargarse”. Por eso, “es necesario entender su situación y ponerse en los zapatos de ellos”.

Los Centros de Aprehensión Temporal para Extranjeros surgen de la necesidad del Gobierno de mantener un control sobre todos aquellos migrantes que se encuentran en una situación de irregularidad migratoria en el país. El control y vigilancia de estas personas es una dimensión más de la soberanía interna de un Estado, la cual se manifiesta a través una efectiva gestión migratoria, y el ejercicio de un derecho de entrada y salida del territorio, garantizando la debida protección de los Derechos Humanos de todas las personas que se encuentren en situación de tránsito, detención o aprehensión en su calidad de migrantes.

“Las condiciones sociales y ambientales que se dan en la gestión migratoria hacen que las mismas fuentes de conflictos se puedan evitar y mitigar a través de estrategias que integren el ejercicio de una autoridad responsable, garante de los derechos y de la dignidad de todas las personas aprehendidas, así como de la seguridad y bienestar de los funcionarios”, explica Isis Orozco, Coordinadora Nacional del Programa Mesoamérica.

Este taller se realizó con el apoyo del Programa Mesoamérica, el cual busca contribuir al desarrollo e implementación de estrategias para una migración regular, ordenada y segura, asegurando la adecuada protección de los migrantes.