Policía Migratoria de Costa Rica recibe por primera vez taller de primeros auxilios y asistencia psicosocial


Date Publish: 
06/12/2018

Durante la capacitación, se compartieron herramientas útiles para la atención psicosocial de las personas migrantes.

 

Costa Rica. El personal policial de Costa Rica recibió el 14 de mayo por primera vez una capacitación sobre primeros auxilios psicológicos y asistencia psicosocial de personas migrantes. El personal beneficiado labora en los dos Centros de Atención Temporal a Migrantes (CATEM), en el Centro de Aprehensión para Migrantes y en los aeropuertos de Costa Rica. Esta iniciativa se llevó a cabo como parte de una semana de formación de la OIM junto con la Policía Profesional de Migración y la Cruz Roja.

El objetivo de la capacitación fue sensibilizar y formar al personal policial sobre cómo atender casos complejos o de emergencia. Lo anterior, en aras de fortalecer las capacidades de atención psicológica, por medio de herramientas prácticas, para atender a las personas migrantes con profesionalismo y eficiencia en momentos de crisis.

El Centro de Aprehensión no cuenta con médicos o especialistas en salud en las noches y durante los fines de semana; de ahí que el taller resultara particularmente importante para que el personal migratorio conociera cómo atender a las personas migrantes, principalmente aquellas en condición de vulnerabilidad, durante una emergencia.

Los participantes manifestaron que el taller brindó información importante que a su parecer, debería compartirse y replicarse en otros talleres para llegar a más miembros del personal.

En Costa Rica, el Programa Mesoamérica ha venido desarrollando alianzas estratégicas con la Policía de Migración para la implementación de buenas prácticas en materia de manejo de los centros para personas migrantes. Eso incluye visitas de personal de la OIM a los centros de atención a personas migrantes, desarrollo de talleres de capacitación sobre cómo identificar y referir casos de trata de personas y trafico ilícito de migrantes al personal de los centros, y el apoyo técnico a dicho personal a través de un traductor de la OIM que facilita los trámites y la comunicación entre migrantes y Policía de Migración en los centros.