Panamá y Costa Rica caminan unidos contra la trata de personas

3 September, 2017

Paso Canoas, Costa Rica. 28 de julio, 2017 -  La trata de personas es un delito que globalmente afecta a millones de personas y sobre el cual debe concientizarse a toda la población. De ahí que por quinto año consecutivo, se llevó a cabo la Caminata binacional contra la trata de personas entre Costa Rica y Panamá, una actividad organizada por la Comisión Permanente para la Protección y Asistencia a Migrantes en Condición de Vulnerabilidad (COPPAMI), con apoyo de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en el marco del Día mundial contra la trata de personas que se conmemora todos los años el 30 de Julio.

“En OIM creemos que los procesos migratorios se gestionan de mejor manera cuando los países colaboran entre sí”, manifestó Roeland de Wilde, Jefe de Misión de OIM Costa Rica.

Tras recorrer un kilómetro bajo un fuerte sol, entre el Centro General Básico de Paso Canoas Internacional de Panamá y la escuela Líder de Paso Canoas en Costa Rica, unas 1.000 personas entre niños y niñas acompañados de sus padres, escolares con sus tambores y bastones, miembros de la policía panameña y costarricense, y representantes de organizaciones de ambas naciones que velan por los derechos humanos de los migrantes alzaron sus voces para concientizar sobre este delito y llamar la atención de los pobladores de esta zona fronteriza.

En el acto protocolario en la escuela costarricense, y tras las palabras de la directora de la escuela anfitriona, el Jefe de Misión de la OIM Panamá, Santiago Paz, enfatizó: “la trata de personas es un problema real y juntos debemos combatirla”.  Desde mediados de la década de los noventas del siglo XX al 2017, la OIM ha asistido globalmente a unas 90.000 personas víctimas de trata, lo que refleja la magnitud de este delito.

La actividad culminó con la presentación del grupo teatral Nido de las Artes de Panamá, como parte de la Estrategia Comunitaria InformArte en Movimiento, quienes representaron algunas de las modalidades de trata de personas y cómo los tratantes utilizan el engaño para violentar los derechos humanos de sus víctimas.

 “La obra de teatro reflejo bien algunos elementos que deben evitar los migrantes para no ser víctimas de trata, no hay que creer en promesas que suenen muy maravillosas y fáciles”, explicó Víctor González, representante de COPPAMI.

Esta actividad se organizó con el apoyo del Programa Mesoamérica de la OIM, financiado por la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado de los Estados Unidos de América, el cual desde el 2014 ha concientizado sobre la trata de personas y los riesgos de la migración irregular a través de capacitaciones y campañas informativas a cerca de 15,000 personas.