OIM promueve la migración regular, ordenada y segura gracias a la Maleta Pedagógica en Honduras

5 Septiembre, 2018

San Pedro Sula- El Organismo de las Naciones Unidas para la Migración (OIM) presentó la Maleta Pedagógica a docentes del departamento de Cortés y personal de la organización Jóvenes Contra la Violencia de Honduras. Se trata de una caja de herramientas con actividades lúdicas e interactivas en las que se informa y sensibiliza sobre los riesgos de la migración irregular.

Dirigida al profesorado y personal facilitador de organizaciones no lucrativas que quieren desarrollar actividades y campañas informativas sobre la migración, la Maleta Pedagógica incluye videos, cómics, materiales informativos y guías con actividades y dinámicas que promueven la incorporación de la temática migratoria en sus planes académicos y de trabajo.

Durante una jornada de inducción, se presentaron a las y los participantes los materiales que incluye esta maleta, y se les brindó orientación sobre las opciones de emprender un viaje de manera ordenada y regular. En total, más de 30 personas (docentes, representantes departamentales de la Secretaría de Educación, voluntarias y voluntarios de la Red de Jóvenes contra la Violencia y personal de las Ventanilla Informativa sobre Migración de El Progreso) se beneficiaron de esta sesión y obtuvieron el kit escolar básico, con el fin de que puedan replicar las actividades aprendidas en centros educativos y comunidades con elevados índices de expulsión y potenciales migrantes.

“Gracias al uso de la Maleta Pedagógica, la niñez migrante hondureña conocerá los riesgos de la migración irregular de una manera lúdica e interactiva. La clave de esta metodología es la dirección acertada, la construcción conjunta y las ganas de aprender”, señaló Jorge Peraza, Jefe de Misión de la OIM para El Salvador, Guatemala y Honduras.

La OIM, junto con la organización Jóvenes Contra la Violencia, tiene previsto acompañar a docentes y jóvenes capacitados en la implementación de actividades de la Maleta Pedagógica con estudiantes de entre 12 y 17 años en centros educativos ubicados en Tegucigalpa y El Progreso, además de San Pedro Sula.

Esta actividad se dio en el marco del Programa Mesoamérica de la OIM, financiado por la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado de los Estados Unidos de América.