OIM pilotea innovador modelo para informar sobre migración en Guatemala: las Consejeras Comunitarias


Date Publish: 
08/05/2018

 

"El hecho de ser mujer influye mucho dentro de un grupo social donde se trabaja, ya que las señoras, cuando uno llega, la reciben con felicidad y alegría (…) A las personas que quieran migrar sin papeles, mi consejo sería que no lo hagan, porque se corre varios riesgos en el camino, unos de estos son la trata de personas, violación sexual, extorsiones e incluso la muerte."  María Angélica Yax Oroxon, consejera comunitaria.

La figura de Consejeras Comunitarias Migratorias surge como una iniciativa piloto del Programa Mesoamérica en Guatemala, dentro de los esfuerzos para llevar acciones de  prevención de manera sostenible en las comunidades más vulnerables.

Estas consejeras son líderes de sus comunidades, quienes trabajan voluntariamente para informar de manera confiable sobre temas relacionados a la migración regular e identificar casos de vulnerabilidad para referirlos a los servicios de las Ventanillas Informativas Municipales sobre Migración.

Por ahora el país cuenta con 22 consejeras comunitarias, que trabajan en los siguientes municipios: San Cristóbal, Totonicapán, Salcajá, San Mateo, La Esperanza y Quetzaltenango.

Las consejeras realizan actividades, como charlas, mesas de trabajo, diálogos grupales, actividades lúdicas, campeonatos de futbol y concursos de arte, durante las cuales dan a conocer los servicios existentes para los migrantes en grupos organizados (grupos de cocina, de pintura, corte y confección, mujeres y jóvenes organizados en proyectos productivos, escuelas, institutos, cooperativas, por mencionar algunos).

Parte importante de su trabajo es sensibilizar e informar a miembros de la comunidad y a grupos organizados sobre los peligros de la migración en situación de riesgo. Dan inducción migratoria a Alcaldes Auxiliares y Consejos Comunitarios de Desarrollo, directores y maestros de establecimientos educativos para ampliar la cobertura de la información.

Además, realizan Stands Migratorios en espacios públicos para sensibilizar a la población sobre migración; y con niños, niñas y adolescentes realizan charlas migratorias para prevenir la migración en riesgo realizando actividades lúdicas. Su trabajo ha permitido alcanzar hasta hoy a más de 500 líderes y lideresas comunitarias de forma directa, y a 4,500 personas de forma indirecta, en comunidades clave en el país.