Mujeres hondureñas y salvadoreñas promueven acciones productivas para prevenir migración irregular


Date Publish: 
04/09/2018

Las emprendedoras pusieron a la venta artesanías y productos típicos elaborados por ellas mismas, como tajadas de plátano, quesos y horchatas.

 

Dilcia Cristela Reyes Martínez migró hacia Estados Unidos en el 2005 con el sueño de mejorar las condiciones de vida de su familia. Sin embargo, no logró adaptarse a la idea de dejar a su familia atrás por lo que regresó a Honduras cinco años después.

Al regresar a su comunidad, San Rafael de Nacaome, se integra a una asociación de ganadería, y al poco tiempo, con el apoyo de la ONG Global Communities, crea su propia microempresa de producción de tajadas de plátanos, la cual ha ido creciendo y consolidándose. "Esto demuestra que las mujeres que debemos migrar para sacar adelante a nuestras familias, podemos contribuir económicamente con nuestros territorios", dice ella. 

Reyes Martínez es una de las decenas de mujeres de Honduras y El Salvador que en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer y con el acompañamiento de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), realizaron la  Feria Binacional de Emprendimientos en Nacaome, Honduras, con el objetivo de visibilizar acciones productivas como una alternativa ante la migración irregular.

Con el lema "Por una migración segura, ordenada y regular, promoviendo el emprendedurismo de las mujeres", la actividad fue liderada por la Red de Mujeres de Nacaome y contó con el apoyo logístico de la OIM, la Agencia de Desarrollo Económico Local del Departamento de la Unión (ADEL La Unión), la Agencia de Desarrollo Económico Departamental de Valle (ADED Valle) y la Fundación Vida. Estas instituciones facilitaron asesoría empresarial, capacitaciones y asistencia técnica a las mujeres.

En el evento, las emprendedoras pusieron a la venta artesanías y productos típicos elaborados por ellas mismas, como tajadas de plátano, quesos y horchatas.

La Feria también sirvió para que las instituciones de los gobiernos centrales, alcaldías y la sociedad civil de El Salvador y Honduras acercaran información a la comunidad sobre los servicios disponibles para niñas, adolescentes y mujeres que residen, o transitan, por la frontera El Amatillo.

“Con esta feria, buscamos visibilizar las oportunidades que existen para las mujeres en sus localidades, además de fomentar un intercambio de experiencias positivas en temas de emprendimiento y migración”, señaló la Coordinadora Nacional del Programa Mesoamérica de la OIM en El Salvador, Cecilia Ramírez.

Por su parte, la Oficial Nacional de Proyectos de la OIM en Honduras, Likza Salazar, agregó que “el trabajo coordinado entre instituciones, con un enfoque de derechos humanos, permite que las personas y, en particular, las mujeres tengan acceso a mejores oportunidades de desarrollo para ellas y sus familias”.

El soporte brindado por la OIM ha permitido la conformación de redes locales interinstitucionales de atención a personas migrantes en situación de vulnerabilidad, y sus familias, en los departamentos de La Unión y Valle, de El Salvador y Honduras respectivamente, que buscan mejorar la gestión y coordinación bilateral de la migración.

Esta actividad se hizo en el marco del Programa Mesoamérica, financiado por la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado de los Estados Unidos de América.