Más de mil migrantes han retornado voluntariamente con asistencia de la OIM en Centroamérica

1 March, 2019

 

En el marco de las llamadas “caravanas de migrantes” en Centroamérica, desde octubre 2018 la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) creó un programa especial y transitorio para asistir el retorno voluntario de personas migrantes desamparadas que se encuentran en México o Guatemala y no cuentan con los recursos necesarios para regresar a sus hogares.  A la fecha, la OIM ha brindado asistencia para el retorno voluntario a 1.195 personas, de las cuales 48 son menores migrantes no acompañados. 

La mayoría de las personas que han sido asistidas poseen nacionalidad hondureña (74%) y salvadoreña (23%). Un 83% de las personas son hombres y un 17% son mujeres, cuyas edades se concentran entre los 19 y 45 años (74%).

“Sentí un alivio al saber que tenía esta opción, porque si no me hubiera tenido que regresar en tren y para mí es muy peligroso. Estamos expuestos al asalto, violaciones y secuestros; este camino no es fácil ni para subir al norte, ni para retornar” comenta Brenda, una mujer hondureña que decidió retornar desde la frontera norte de México con asistencia de la OIM por motivos de reunificación familiar. “La ayuda que me están dando para regresar a mi país me da esperanza, estoy muy contenta de regresar y de ir con mi familia” añadió.   

Mario Albir, otro beneficiario, comenta que recibió información sobre el Programa de Retorno Voluntario Asistido de la OIM en el albergue en el que se encontraba en Tecún Umán, Guatemala, por lo que decidió aprovechar para regresar a su país de forma segura y destacó la importancia de que existan opciones de retorno, ya que las condiciones pueden cambiar mucho durante el viaje. "Cuando salimos, sacamos dinero del banco para caminar y comer, pero en el camino la plata se va gastando. Cuando la situación se complicó, decidimos regresar" añadió Luis Martínez otro migrante beneficiario de la asistencia y originario de El Salvador.

Liliam Mejía, por su parte, es una mujer salvadoreña que decidió retornar cuando estaba en Tijuana, México: “Me sentía sola, entonces dije: no, estando con mis hijos estoy mejor; entonces ya decidí venirme… no se duerme bien, no se come bien, más el frío, el desvelo. No es nada fácil” agrega Lilliam sobre su experiencia.  

“Las personas migrantes se acercan a la OIM a solicitar la asistencia en el retorno, nosotros hacemos una entrevista para valorar si existe o no otra necesidad, como la protección internacional. Si son elegibles para el programa, nos encargamos de gestionar el retorno” explicó Monserrat Hernández, Coordinadora de la oficina de la OIM en Tapachula. Hernández explica que la asistencia incluye alimentación, traslado, asistencia médica, entre otros. 

Desde hace décadas, la OIM ha ayudado a miles de personas a regresar a su país de origen o residencia a través de sus programas de Retorno Voluntario Asistido y Reintegración, alineado al derecho al retorno referido como principio de derecho internacional, codificado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Para la OIM, el principio de voluntariedad es un requisito indispensable para optar por este tipo de programas.

Puede descargar el último informe de Retorno Voluntario Asistido de la OIM aquí

Para más información por favor contactar a Tatiana Chacón Salazar al Email: tchacon@iom.int