La OIM y sus socios celebraron en la región el Día Internacional del Migrante, con apoyo del Programa Mesoamérica


Date Publish: 
01/05/2018

Cada 18 de diciembre, el mundo celebra a las personas migrantes. En esta oportunidad, el organismo de Naciones Unidas para la Migración, la OIM, lo hizo bajo el lema “migración segura en un mundo en constante movimiento”.

La OIM estima que en el mundo una de cada siete personas es migrante, y solo en el continente americano existen más de 67 millones de personas migrantes.

La Organización festejó el Día Internacional del Migrante a través de una variedad de eventos mundiales entre los cuales se incluyó el Festival Internacional de Cine sobre Migración, el cual proyectó películas y documentales en 100 países del mundo, incluida la región de Mesoamérica.

En Tapachula y Tenosique, frontera sur de México, la OIM proyectó al aire libre el documental “Casa en Tierra Ajena” ante 200 personas entre ambas localidades. En Nicaragua y El Salvador, se aprovechó  las actividades del Festival para promover también la MigrantApp, aplicación de la OIM para los migrantes en la región. Por su parte el 19 de diciembre en Ciudad de Guatemala se dio la presentación pública de la aplicación en el Museo de Etnología y Arqueología, ante un estimado de 100 personas de gobierno, sociedad civil, investigadores, universidades y persona migrantes a quienes se les explicó la diversidad de servicios a los que les refiere la aplicación y su uso.

Como parte de las actividades organizadas por la Red de Jóvenes sin Fronteras y la Municipalidad de Desamparados, en Costa Rica se proyectaron cuatro producciones de diversas partes del mundo ante un púbico total de 100 personas. Se aprovechó también para realizar cine foros con invitados como la directora del documental Casa en Tierra Ajena, Ivannia Villalobos y la presidenta de la Asociación de Trabajadoras Domésticas en Costa Rica, María del Carmen Cruz Martínez, migrante nicaragüense. Paralelamente en el parque central de Desamparados se dio el Festival Gastro Cultural Juventudes del Mundo en el cual se presentaron grupos artísticos y musicales, y personas migrantes y refugiadas que han conformado una micro empresa gastronómica vendieron sus productos.

Una semana antes se había efectuado también la segunda Feria Binacional del Migrante, actividad organizado entre instituciones y organizaciones de la sociedad civil de Costa Rica y Panamá, en pro de los grupos indígenas Gnabes Buglé, los cuales migran entre ambos países especialmente con fines laborales.

Todas estas actividades fueron posibles gracias al apoyo del Programa Mesoamérica, financiado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos. Este Programa busca contribuir al desarrollo e implementación de estrategias para la promoción de una migración regular, ordenada y segura, asegurando la adecuada protección de los migrantes.