Concluye la edición 2017 del Curso Especializado sobre Niñez Migrante en la región

28 July, 2017

Más de 300 funcionarios de instituciones gubernamentales (direcciones de migración, institutos de niños y adolescentes, oficinas consulares, policías entre otros) y organizaciones de la sociedad civil de la región mesoamericana lograron culminar el Curso Especializado de Niñez Migrante desarrollado por OIM, entre abril y junio de 2017. 

Este se desarrolló simultáneamente en Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y México, en el marco del Programa Regional para Fortalecer Capacidades de Protección y Asistencia a Migrantes en Condiciones de Vulnerabilidad en Mesoamérica (Programa Mesoamérica), implementado por la OIM con el financiamiento de la Oficina de Población, Refugiados y Migración (PRM) del Departamento de Estado de los Estados Unidos.

El curso se convirtió en una referencia por su exhaustividad, especialmente en el Triángulo Norte y México, donde este es el segundo año que se implementa, gracias a su doble ventaja: permitió reforzar los conocimientos generales sobre migración, para los participantes que asisten a niños migrantes sin estar muy familiarizados con los conceptos de migración, y ofrece sesiones especializada sobre habilidades y técnicas, tal como el interés superior de la sesión infantil - una de las más requeridas. 

El enfoque interdisciplinario fue elogiado por los participantes, a la luz de esto la integración de la sociedad civil en la mayoría de los cursos se consideró útil para comprender mejor las respectivas posiciones y roles gubernamentales y no gubernamentales, lo que mejorará la coordinación y complementariedad en el futuro. 

Además, el Curso permitió a los participantes, en algunos países donde las prioridades han sido orientadas a la asistencia a los niños migrantes retornados, a ser más conscientes de la necesidad de actuar también en materia de prevención en los países de origen o de tránsito.

Varias instituciones asumieron un papel muy activo en el apoyo al curso, permitiendo a los funcionarios formados anteriormente facilitar el curso, y también proporcionando instalaciones, transporte, etc.

La adaptación de los materiales al perfil y las necesidades del país se tradujo en una buena práctica para fomentar la coordinación entre los individuos y entre las instituciones, así como para detectar los retos relacionados con la misma coordinación. Otros logros clave fueron el fortalecimiento de las redes interinstitucionales y el desarrollo de iniciativas de seguimiento, como el reconocimiento de la necesidad de articular mecanismos entre las instituciones interesadas.

En El Salvador y como iniciativa de las organizaciones participantes, surgió la idea de crear un formato único de entrevista para niñas, niños y adolescentes y familiares migrantes retornados, misma que tiene el objetivo de facilitar la atención de forma ágil, especializada, integral, eficiente, eficaz,  con  respeto al debido proceso y en cumplimiento a la identificación de necesidades de protección y, en su caso, adopción de medidas de protección especial. Este documento sería de suma utilidad si se considera que según la Dirección General de Migración y Extranjería, durante el 2016, este país recibió un aproximado de 8,951 niñas, niños y adolescentes migrantes retornados. Entre enero y mayo del presente año, se contabilizaron 1,357.

Simultáneamente, la OIM siguió abogando por la integración del Curso en los programas o institutos académicos existentes. En Nicaragua, la OIM ayudó a los profesores de la Escuela de Migración de la DGME a adaptar el Curso, el cual fue impartido luego por la Escuela para 25 funcionarios que trabajan en el aeropuerto o en la oficina central de la Dirección General de Migración.

La OIM celebró una reunión con la Academia de la Policía Civil de Guatemala para analizar cómo integrar el Curso a los programas de estudios de la academia general, en el marco del programa académico existente de cuatro unidades de formación policial. Esto permitirá que los oficiales sean entrenados en la protección de los niños migrantes antes de que entren en funciones. 

En El Salvador, la Escuela de Formación en Derechos de la Niñez y la Adolescencia del Instituto Salvadoreño para el Desarrollo Integral de la Niñez y la Adolescencia (ISNA) incorporó la currícula de niñez migrante a su plan operativo anual en materia de formación, capacitando a un total de 50 personas,  y ya han asumido el compromiso de replicarlo para el siguiente periodo.  También OIM a través del Programa Mesoamérica ha apoyado en la actualización del Diplomado Especializado Niñez y Adolescencia En Riesgo y Vulnerabilidad Social” de la Red de Atención Compartida de Chalatenango (RAC).